Mi?rcoles, 30 de mayo de 2007

CAMBIO DE RUMBO POL?TICO EN RIBADEO

CAMBIO DE RUMBO

Las elecciones han puesto de manifiesto el cambio de rumbo producido en el concejo. Ciertos hechos y acontecimientos que a lo largo de esta pasada legislatura se han producido en el gobierno local se han visto reflejados y han modificado la voluntad de los electores. Y quien amenazaba con el tribunal del pueblo a aquellos que criticaban su forma de gobernar ha recogido los frutos de su gesti?n solitaria y equivocada. Y si la participaci?n en las elecciones no hubiera sido hecha desde el poder, que lo salv? de un mayor debacle, seg?n el axioma melior est conditio possidentis, ?est? en mejor situaci?n el que posee?, la derrota hubiera sido mucho mayor.
El BNG ha recogido los frutos del trabajo realizado en el d?a a d?a, durante la anterior legislatura. Trabajos que, sin que muchos de ellos impliquen una trascendencia importante para la marcha de un concejo, porque s?lo han sido hechos para crear imagen, han significado la cercan?a de su candidato a los problemas del pueblo. Y los frecuentes rifi-rafes y encontronazos que esta formaci?n mantuvo con el gobierno del PSOE en puntos de mayor gravedad, no s?lo no le han debilitado, sino que han traducido frente al electorado su firmeza y honestidad.
El desastre que ha sufrido por el PP es la consecuencia directa de la falta de capacidad para mantenerse unidos durante el largo per?odo de permanencia en la oposici?n. Despu?s de saborear las mieles del poder, no supieron aguantaron la dureza y aridez de la traves?a del desierto que implica estar en la oposici?n. Las traiciones e ingratitudes de ciertas personas no favorecieron sus esfuerzos por reconquistar el poder. Tampoco se percibi? en ellos la colaboraci?n necesaria y positiva, desde la oposici?n, para aportar iniciativas para el buen gobierno de la comunidad. Su oposici?n, aunque brillante en algunos puntos, no sirvi? para hacer rectificar los muchos errores cometidos por el gobierno del PSOE. Tuvieron que ser ciertas personas privadas quienes levantaran el dedo acusador contra la mala gesti?n y las graves irregularidades cometidas por el gobierno del PSOE.
Y en cuanto al UPRI, Uni?n del Pueblo Ribadense, ha obtenido un gran triunfo al obtener tama?o respaldo del electorado, lo que se tradujo en dos concejales. Un triunfo que es producto del reconocimiento a la buena labor desarrollada por su representante en el ejercicio de su cargo en el gobierno anterior del PP. La val?a personal y la capacidad de gesti?n de su candidato han calado en muchos electores que le dieron su voto para gobernar. Es de esperar que esa val?a y esa capacidad se traduzcan en actuaciones beneficiosas para el concejo de Ribadeo desde su papel en la oposici?n, pero al mismo tiempo, de colaborador positivo en las decisiones del gobierno.
Dos formaciones, el PP y el PSOE, han perdido gancho electoral. Se lo buscaron. Es la consecuencia directa del distanciamiento de las bases, sobre todo de las del medio rural, que practicaron pasadas las elecciones. El eterno problema de los partidos, que se olvidan del pueblo, una vez pasadas las elecciones.
?Qu? esperan ahora los ciudadanos del gobierno elegido para gobernar el concejo de Ribadeo durante estos cuatro a?os? Presumiblemente, el recorrido del BNG, apoyado por el PSOE, va a ser arduo y dif?cil. Para empezar, los deseos del pueblo son que este gobierno camine por derroteros en los que los intereses del pueblo ocupen la prioridad en sus decisiones, frente a los intereses de los partidos. Que se mantengan actitudes de gobierno y no de mando. Que aunque el pueblo les ha autorizado para tomar decisiones en su nombre, el pueblo tambi?n piensa y quiere ser escuchado a la hora de tomar decisiones. Y, por fin, que administren bien, sin gastarlo en cosas in?tiles, el dinero que les aportamos con nuestros impuestos. Si as? lo hacen, que Dios se lo premie, y sino, que el pueblo se lo demande. ? Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario