Mi?rcoles, 29 de agosto de 2007

EFEM?RIDES RIBADENSES

EFEMÉRIDES RIBADENSES

Fugit irreparabile tempus, cantaba el poeta Virgilio. Pasaron fugaces las vacaciones. Es hora de retornar a la actividad habitual. Por eso, también nosotros retomamos hoy estos interrumpidos comentarios que, como es costumbre, van a tratar de temas locales y comarcales.
Parece obligado referirse hoy a algunos eventos y efemérides que estuvieron presentes entre nosotros en este período vacacional. Un tiempo en el que en nuestra comarca se impusieron los [...]
Leer m?s...

Jueves, 16 de agosto de 2007

HERENCIAS POL?TICAS

HERENCIAS POLÍTICAS

Del gobierno bipartito que dirigió los destinos de Ribadeo en el pasado mandato nos han quedado varias herencias, entre las que cabe destacar, por la importancia negativa que tienen, las siguientes: La deuda municipal, el macro edificio de detrás del Teatro y el ascensor de la Atalaya. De ellas, las dos primeras habrán de ser asumidas, sin duda, por el gobierno actual, por tratarse de hechos consumados.
En cuanto a la tercera, la del programado ascensor d [...]
Leer m?s...

Viernes, 10 de agosto de 2007

CUANDO LA VERG?ENZA SE PIERDE

CUANDO LA VERGÜENZA SE PIERDE

Para Aristóteles la vergüenza y el rubor eran indicios inequívocos de la presencia del sentimiento ético. Y añadía que sentir vergüenza es uno de los indicadores más inequívocos de que todavía no hemos perdido del todo el sentido de lo ético en nuestras vidas. El rubor es la expresión del sentimiento de culpa que nos embarga por la maldad o la inmoralidad de nuestras acciones. La vergüenza y el rubor reprimen el impulso de violar las leyes y frenan la [...]
Leer m?s...

S?bado, 04 de agosto de 2007

UN BURRO EN EL PARQUE DE RIBADEO

UN BURRO EN EL PARQUE DE RIBADEO

Fue noticia y atracción la situación que se dio estos días pasados en Ribadeo. Un burro situado en la calle Villafranca del Bierzo. Un recuerdo de tiempos pasados cuando la gente acudía a la villa montada en sus cabalgaduras. A esa hora las terrazas de los bares estaban llenas de gente que disfrutaba de la presencia, ahora inusual, de este tranquilo y pacífico animal.
Pero no duró mucho la escena puesto que la policía municipal se encargó, ig [...]
Leer m?s...