Martes, 08 de enero de 2008

O CASTRO DE AS C?RCOVAS

EL CASTRO DE AS C?RCOVAS

Hay a?n mucha gente que ignora los grandes potenciales arqueol?gicos de los que es depositario el concejo de Ribadeo. Hay mucha gente que ignora los muchos yacimientos que yacen a?n enterrados y sin que nadie haga nada para su puesta en valor todo lo largo y ancho del territorio. Un concejo rico en castros importantes que encierran en sus entra?as el testimonio de la vida de nuestros antepasados y que, despu?s de m?s de dos mil a?os, a?n permanecen ocultos pendientes de desvelar los secretos de esa cultura que en ellos se desarroll? a lo largo de tantos siglos. Un concejo rico en m?moas (s?lo en Arante se tiene constancia de la existencia de cinco), que han sido reiteradamente olvidadas por los distintos responsables del ?rea municipal de turismo y de cultura. No se concibe que un concejo que tiene como principal fuente de riqueza el turismo haya permanecido ajeno a esta fuente de desarrollo y de cultura. Sobre todo en estos ?ltimos tiempos en los que la cultura del gasto y del bienestar marca la labor de los responsables de estas ?reas que derrochan dinero a manos llenas para promocionar actos culturales o de promoci?n tur?stica, como la Ruta de los Miradores o de Las Catedrales.
Tuve la ocasi?n de visitar hace a?n pocos d?as el castro de As C?rcovas, que est? situado en las cercan?as del barrio de A Capela, en San Juan de Ove. Qued? gratamente impresionado, tanto por la extensi?n de su superficie como por la estructura de los fosos defensivos que lo rodean, cavados en roca viva a semejanza de los de As Grobas. La vista panor?mica que desde all? disfrutaban sus antiguos pobladores era realmente excepcional. Pero no pude evitar una profunda sensaci?n de tristeza y pena al pensar c?mo estos tesoros de nuestra pasada historia permanecen ocultos y abandonados mientras se gasta el dinero a manos llenas en otras cosas superfluas.
Llama la atenci?n, a primera vista, el nombre con que se conoce este castro: As C?rcovas. Seg?n J. Corominas el origen de este nombre hay que buscarlo en la palabra latina Cāccăbus ?olla?, ?cazuela?, ?caldera de barro o metal para poner al fuego?. Una palabra que encierra el concepto de hondura, concavidad. Procede, a su vez, esta palabra del griego c?cabos.
Por una evoluci?n de compleja explicaci?n esta palabra pas? al romance bajo la forma de C?rcava, con el significado de zanja o foso. La aparici?n de la -r- intercalada se debe, seg?n algunos autores, a la presencia en el radical reduplicado.
El paso de C?rcava a la actual C?rcova en la que la -a- post?nica se convierte en -o- es debido, sin duda, a un proceso disimilatorio, bastante frecuente en algunas palabras, por el que se pretende romper la monoton?a articulatoria en la pronunciaci?n de algunas palabras para evitar la repetici?n de los sonidos.
Julia Marqu?s, en su obra ?Toponimia de Trabada?, p?gina 339, citando la documentaci?n privada de Santarredeiro, dice ??e tiene una tierra labrad?a en la Carcoba de los Pozos?. Y seguidamente esta misma autora hace menci?n de O rego das C?rcavas, situado en A Vilapena, parroquia de Vilaform?n. Estamos, pues, ante un top?nimo que hace alusi?n directa a la morfolog?a de un terreno rodeado de c?rcovas, zanjas o fosos hechos para la defensa del castro.
Rescatar estos tesoros de la antigua cultura y ponerlos al alcance del pueblo, sobre todo de los estudiantes, sigue siendo un reto que el concejo debe asumir. Para empezar no estar?a de m?s la edici?n de una gu?a para turistas y gentes del ?mbito de la cultura que se?alara su exacta ubicaci?n y las rutas para poder visitar estos tesoros que han llegado hasta nosotros.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario