Jueves, 01 de junio de 2006

RIA DE RIBADEO

R?A DE RIBADEO
Siete razones que avalan un nombre

1?.- La R?a de Ribadeo, como todas las r?as, es un estuario del mar en donde el r?o vierte sus aguas. Su entidad, pues, no depende el r?o, sino del mar.

2?.- Es costumbre universal identificar a estos estuarios del mar - que en ?poca m?s tard?a reciben el nombre de r?as - con el nombre de la poblaci?n m?s importante que se encuentra ubicada en sus orillas. En este caso, es Ribadeo porque all? se encuentra el puerto natural, m?s abrigado y con mayor calado, de esta r?a, utilizado desde tiempos remotos para la pesca y el comercio.

3?.- Todos los documentos y cartas de navegaci?n, Atlas Mar?timos y Diccionarios Geogr?ficos, tanto nacionales como extranjeros, que, desde tiempos antiguos, se refieren a este estuario, o r?a, lo hacen con el nombre de R?a de Ribadeo.

4?.- El nombre popular y oficial de la parte sur de esta r?a, la m?s pr?xima al r?o Eo, es el de R?a de Abres, en atenci?n a que el pueblo que se asienta a sus orillas se llama Abres. ?C?mo se va a llamar de otra forma que no sea R?a de Ribadeo a la parte norte de esta r?a, y la m?s alejada del r?o Eo?

5?.- Con el nombre de Ribadeo, como se?a de identificaci?n, se alud?a a otros elementos, adem?s de la r?a, como era el caso de la villa de la actual Vegadeo, popularmente llamada ?A Veiga?. Desde tiempos antiguos - y as? est? ya documentada por lo menos desde el a?o 1405 ? se le conoc?a con el nombre de Bega de Ribadeo, hasta principios del siglo pasado.

6?.- En el a?o 2002 la Casa Real espa?ola crea el Marquesado de la R?a de Ribadeo, que el rey adjudica a D. Leopoldo Calvo Sotelo. ?La elecci?n de este nombre fue una ligereza de la Casa Real?

7?.- El uso del nombre de R?a de Ribadeo est? profundamente arraigado en la conciencia ling??stica de los hablantes de las dos orillas de esta comarca. Goza, pues, del principio de la communis opinio como garant?a de fidelidad a sus or?genes.

Grupos minoritarios de imaginaci?n calenturienta, o los actuales pol?ticos con sus connivencias partidistas interesadas est?n hoy dando pie, con su discurso falaz y equivocado, a despertar en las gentes de la Tierra de Ribadeo viejas razones hist?ricas y sentimentales para reclamar sus derechos, no s?lo sobre el nombre de la r?a, sino tambi?n sobre el occidente asturiano, que, desde los tiempos de los romanos, les pertenece.

Y no pasar?a de ser esta una mera discusi?n bizantina sino fuera porque, al mismo tiempo que se intenta cambiar la identidad de la r?a, no se hace nada para potenciar en ella un plan de conservaci?n y evitar su futura degradaci?n.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario
  • Fecha: Lunes, 11 de septiembre de 2006
  •  | 
  • Hora: 23:36

Autor: Riotorto

Los nombres no se imponen. La gente pone los nombres y estos no deben ser utilizados por intereses partidistas o localistas.
Ningun cartografo ingles llama Cantabrico a nuestro mar, por lo tanto ?debemos dejar de utilizar ese nombre?