Domingo, 04 de junio de 2006

ADMOSFERA TENSA EN RIBADEO

NUBARRONES EN EL HORIZONTE

Los acontecimientos del ?ltimo Pleno Municipal, celebrado el 15 de mayo en, son preludio de una inminente borrasca que va a alterar el clima pol?tico en Ribadeo.
Las preguntas formuladas al alcalde por el portavoz del PP, Sr. Val?n, empezaron a remover las aguas, aparentemente tranquilas, de la vida pol?tica municipal.
Se tiene la impresi?n en Ribadeo de que la gesti?n que realiza el equipo de gobierno se est? moviendo a impulsos de lo que expone en los Plenos la formaci?n del PP. Parece que es la oposici?n quien gobierna en el palacio de Ib??ez al ir marcando la hoja de ruta del trabajo a desarrollar en el quehacer municipal.
Un Pleno en el que se hicieron muchas e importantes preguntas, que no tienen f?cil respuesta, y que preludian futuras borrascas. Se refiere una de ellas a la gesti?n del Punto Limpio, que parece ser que ya no es tan limpio. Faltan, siempre seg?n el portavoz del PP, justificantes de cobros de los vertidos, lo que impide saber la cantidad de escombros all? depositada, y, por lo tanto, la cantidad de lo recaudado por ese concepto. No existe, al parecer, la debida correspondencia entre la cantidad que figura en los recibos como depositada en el Vertedero de Escombros y la cantidad que en realidad se supone que est? depositada, que parece ser mucho mayor. En una palabra, ?se corresponde lo recaudado con los escombros all? depositados? Eso es lo que la oposici?n se pregunta.
Surge otra pregunta que llama, tambi?n, la atenci?n del p?blico, all? presente. Se refiere a la pasividad con la que el gobierno local act?a frente a una obra paralizada por un decreto de la alcald?a, hace ya mucho tiempo, y en la que se continu? trabajando, haciendo caso omiso de la prohibici?n del concejo, y sin que este tomara alguna medida sancionadora al respecto. ?Por qu? se dej? pasar tanto tiempo sin tomar las adecuadas medidas? ?Por qu? se permiti? que continuaran las obras? ?Desconoc?a el alcalde que se continuaba trabajando en esa obra cuando era un hecho conocido por todos?
Otra pregunta, de igual calado que la anterior, formula, tambi?n, el Sr. Val?n al alcalde. Est? referida a la solicitud de la construcci?n de siete viviendas en Vilaosende. Solicitada una licencia de obras el a?o pasado, sigue, al parecer, sin ser contestada, ni en un sentido ni en otro. El promotor se encuentra desorientado e indefenso. ?Se le va a denegar o conceder la licencia? ?En d?nde estriba la dificultad? Parece que los dos gestores que gobiernan en el concejo no est?n de acuerdo entre ellos sobre este extremo. Y no lo est?n porque las diferencias entre los criterios de los dos regidores, son abismales, como qued? demostrado hace ya tiempo en un pleno famoso. Ante esta situaci?n la pregunta surge inevitable: ?La concesi?n de licencias de obra est? regulada por normas o depende de las decisiones pol?ticas del gobierno de turno?
Otro tema de actualidad, que ocup? las intervenciones del portavoz del PP, estuvo relacionado con la ubicaci?n en Pi?eira de la piscifactor?a de Pescanova. El alcalde confiesa apoyar sin reserva este proyecto al afirmar que ?su ubicaci?n en Ribadeo ser?a una de las mejores noticias que se podr?a dar a la ciudadan?a?. Nadie puede dudar de los efectos beneficiosos de la creaci?n de puestos de trabajo en nuestra comarca. Pero la reciente experiencia de la piscifactor?a de Rinlo, ubicada en zona de especial protecci?n, cuando hab?a otras zonas posibles para su ubicaci?n, da pie a algunas preguntas: ?Porqu? los criterios medioambientales que se utilizan para que no se instale en Touri?an, en donde tambi?n hace falta trabajo, no valen para Rinlo y Pi?eira? ?Est?n dispuestos a cargarse lo que, tal vez, sea hoy el ?ltimo para?so del sur de Europa, desde el punto de vista medio ambiental? ?Por qu? no se instalan estas piscifactor?as en otros lugares del concejo, no afectados por el LIC y Rede Natura, menos da?inos para el medio ambiente, y que permitir?an, al mismo tiempo, la creaci?n de los tan deseados puestos de trabajo?
La pasividad adoptada por el pueblo ante estas y otras actitudes, guiados, a veces, por falsas expectativas suele cobrar su tributo, cuando ya no tiene remedio. ?No lo confirma, acaso, la muralla que deja el paso de la autov?a por Vilasel?n y Pi?eira?- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario