Martes, 11 de julio de 2006

PLENO MUNICIPAL DEL 10.07.06

PLENO DE LA CORPORACI?N MUNICIPAL

Con escaso p?blico asistente, dio comienzo el Pleno Ordinario, celebrado el 10 de julio, en el Ayuntamiento de Ribadeo. Un Pleno muy denso en su contenido, tanto por el n?mero de puntos a tratar que abarcaba, como por su importancia. Una circunstancia esta que hizo que se tuviera que pasar de puntillas por encima de ellos, algunos sin apenas tratarlos. Por esa raz?n, s?lo vamos a rese?ar algunos de los m?s destacados.
Como suele ser ya habitual en los Plenos de Ribadeo, el p?blico se vio castigado con la ausencia de la megafon?a que dificulta la clara percepci?n de las intervenciones. Un nuevo equipo, recientemente instalado, que por la desidia de los responsables, que no se preocupan de ponerlo a punto, nunca funciona.
Pasados por alto los primeros puntos de la Orden del D?a, empieza ya el debate al tratar el punto de la ratificaci?n del Convenio y Estatutos del Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad y Bienestar. Vota en su contra el PP al entender que su firma afecta gravemente a la autonom?a de nuestro concejo y por el oscuro e incierto futuro que representa la ausencia de presupuesto. Lo defiende el alcalde, siempre optimista, afirmando que gozar? de una importante financiaci?n para este fin por parte de la Xunta. Queda, pues, aprobado el Convenio, con los votos del PSOE y el BNG.
Le toca ahora el turno al Convenio de AQUAGEST. Con los votos, tambi?n en contra, del PP, se establece una nueva pr?rroga, desde el 2018 hasta el 2023, que va a aportar a las arcas municipales la cantidad de 3000.000 Euros, en compensaci?n, y que van a servir para sacar al gobierno de apuros.
Y as? se llega al importante punto de los Presupuestos para el a?o 2006, que se aproximan a la cantidad de ocho millones de Euros, que, en su mayor parte, tendr?n que aportar los ciudadanos. Critica duramente el PP la tardanza en presentarlos y la desidia e ignorancia en su confecci?n, hasta el punto de que el concejal de Econom?a y Hacienda ni siquiera lleg? a abrir la boca en su defensa. Del an?lisis que el portavoz del PP hace de los mismos, se deduce que suben mucho los gastos corrientes y bajan los de inversi?n y de transferencias. Las diferencias entre los presupuestos del PP, del 2002, y los actuales, no resisten la comparaci?n. Contemplan unos ingresos inflados que correr?n a cargo de los ciudadanos. Resalta la reserva de dinero que en ellos se hace destinada a gratificaciones de los funcionarios y dem?s trabajadores. Los famosos principios electorales del PSOE que hablaban de ?austeridad y contenci?n del gasto p?blico? quedan hechos a?icos, pues no se ven reflejados en las cuentas del Presupuesto, que discurren por opuesto camino.
Por unanimidad de todos los partidos se aprueba la ejecuci?n de una Terminal de carga y descarga de mercanc?as en las proximidades del futuro Pol?gono Industrial de Ribadeo, que sabe Dios cuando saldr? adelante.
El nombre del Auditorio Municipal constituye el siguiente punto a tratar. En un encendido paneg?rico a cargo de la concejala de cultura, no exento de matices pol?ticos, sobre la obra y figura de Hern?n Naval, pide para ?l su dedicaci?n, cosa que el Pleno aprueba, con los votos en contra del PP, que defiende la posible candidatura de otros ribadenses ilustres que de forma m?s desinteresada, como el dramaturgo Daniel Cortez?n o el m?sico Carlos Cid, hermanos Suarez Couto, Dionisio Gamallo, Primitivo, etc. entre otros muchos, contribuyeron a engrandecer el nombre de Ribadeo. Un punto este en el que deb?a reinar el consenso, fuera de intereses pol?ticos. Pero, ya se sabe, la pol?tica impone sus reglas, por encima de otras consideraciones m?s nobles.
Se pasa por alto el punto sobre la gesti?n del Vertedero de Escombros y Punto Limpio, que volver? a Pleno en otra ocasi?n para su tratamiento
Despu?s de m?s de dos horas de Pleno, los ediles est?n cansados y agotadas sus fuerzas. No est?n en condiciones de continuar mucho tiempo. El punto de la Ordenanza sobre el ruido no llega a tratarse y se acuerda que entre en fase de exposici?n p?blica para tener tiempo a estudiarla y luego tratarla debidamente.
Varios concejales, agotados por tan largo Pleno, dos horas y media, abandonan la sala, mientras el alcalde contesta las preguntas formuladas por el Sr. Val?n en el Pleno anterior.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario