S?bado, 02 de septiembre de 2006

RECHAZO DE LA XUNTA AL PXOM DE RIBADEO

RECHAZO DE LA XUNTA AL PXOM DE BALBINO

Cualquiera que lea el Informe emitido por la Direcci?n Xeral de Urbanismo sobre el Plan de Urbanismo de Ribadeo se dar? cuenta de la escasa calidad del equipo que hoy nos gobierna, formado por el PSOE de Balbin?n y el BNG. Produce verg?enza ajena ver los intereses que tienen y la direcci?n que le quieren dar al urbanismo de nuestro concejo. La conclusi?n m?s inmediata, que la lectura de este Informe suscita, es que la honda expansiva que empez? en Marbella amenaza a nuestro concejo. Raz?n ten?an aquellos que protestaron y pidieron la retirada del Plan. Uno de ellos era la Asociaci?n de Vecinos de Ribadeo, O Tes?n, que ped?a una nueva redacci?n del Plan, un nuevo dise?o consensuado con los vecinos, que contemplara un desarrollo m?s real y sostenible, y que respetara la actual fisonom?a de este concejo.
Estamos, seg?n el Informe de la Xunta, ante un Plan de Urbanismo en el que se vulneran casi todas las normas que se contienen en la Ley del Suelo, del 2002. Y la pregunta surge inevitable: ?En d?nde estaban los asesores jur?dicos responsables de la adaptaci?n de este Plan a las normas legales?
Tan deficiente y superficial fue la tramitaci?n de este bodrio que ni siquiera fue acompa?ado de la documentaci?n necesaria para su aprobaci?n inicial por la Xunta. Se trata, dice el Informe, de un Plan muy incompleto y defectuoso, lleno de omisiones y errores. El inter?s y las prisas que ten?an nuestros alcaldes les llevaron a presentar ante la Xunta esta bazofia, a ver si colaba.
Para sacar adelante los famosos convenios urban?sticos, que tanto les preocupaban, no dudaron en inflar la poblaci?n residente, sin pararse, para conseguirlo, en omisiones y argucias. Y as? presentaron ante la Xunta un documento lleno de errores y falsedades, menospreciando las normas legales, en el que se ignoran cosas tan elementales como las infraestructuras, las redes de abastecimiento y saneamiento presentes y futuras, se amparan alturas injustificadas, se contemplan tipolog?as de edificaci?n inapropiadas, se tolera el fe?smo, se computan como espacios verdes y dotacionales cosas que no lo son, como es el caso de las rotondas, se ignoran los diversos suelos de protecci?n, as? como los elementos etnogr?ficos m?s significativos del concejo, entre otras muchas m?s cosas. Lo rechaza la Xunta por no ajustarse a la legalidad, por no estar justificado el crecimiento desmesurado de que ellos hablan, y exige la reducci?n del suelo urbanizable a lo que aconseja la realidad. Los argumentos del alcalde para apoyar las urbanizaciones famosas han sido rechazados de plano por incoherentes, pues se apoyaban en un falaz argumento: en que hab?a mucha demanda por parte de las inmobiliarias. En una palabra, el Plan de Balbino y de las inmobiliarias fue rechazado porque no se ajusta a las necesidades reales.
Las ocultas pretensiones que el Alcalde ten?a ya no sorprenden a nadie. Pero el viraje radical del teniente de alcalde, el Sr. Su?rez Barcia, que tan ardientemente defendi?, en un pleno famoso, un Plan Urban?stico de calidad para Ribadeo, oponi?ndose a las pretensiones del alcalde, nos dej? a todos perplejos. ?Qu? razones tuvo para cambiar de actitud y consentir que el alcalde siguiera adelante con unos convenios que, seg?n ?l, sonaban a pelotazo? ?Fueron, acaso, las treinta monedas? ?Fue el miedo a perder la canonj?a? ?O fue, quiz?s, la recompensa por el cheque que el alcalde le firma a final de cada mes? Es algo que el Sr. Su?rez Barcia debe explicar a los ribadenses, pero de forma que sea cre?ble. Y ahora le hecha la culpa al alcalde, diciendo que la Xunta le est? dando a ?l la raz?n. ?Por qu? apoy?, entonces, la continuidad del gobierno del POSE de Balbin?n? No cabe duda de que el urbanismo une mucho a cierta clase de gente.
Las consecuencias de esta torpeza es que perderemos otros cuatro a?os intentando elaborar un nuevo Plan. Y mientras tanto, y por culpa de las ambiciones ocultas de los dos regidores, seguir? estando en vigor el Plan actual, del a?o 1977, con todas las deficiencias e inconvenientes que tiene para dar respuesta a un desarrollo sostenible y armonioso para Ribadeo.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario