Lunes, 20 de noviembre de 2006

HUMANIZAR RIBADEO

HUMANIZAR RIBADEO

Humanizar Ribadeo es una bonita expresi?n que, por el uso reiterado que hace de ella, ha puesto de moda el teniente de alcalde de este concejo. Es una expresi?n ?moi novidosa?, como ?l suele decir. Sobre todo, despu?s del largo per?odo de crispaci?n en que estuvo sumida la vida ciudadana por la mala gesti?n de la alcald?a. Despu?s de o?rla proclamar tantas veces al Sr. Su?rez Barcia, uno piensa si de verdad estuvimos viviendo hasta ahora en una villa deshumanizada, como ?l proclama con su mensaje. ?Es eso verdad? Cada quien tendr? su opini?n. Las personas mayores son testigos del Ribadeo de otras ?pocas en las que, quiz?s con menos dinero, la vida era m?s grata y tranquila de lo que es hoy. Aquel Ribadeo que, como dice Victor Moro, ?destacaba por su pujanza ciudadana y su potencial progreso en toda la amplia comarca mari?ana?. En contraste con el de hoy, cuya gesti?n municipal est? limitada ? y vuelvo a citar las palabras de Victor Moro - ?al arreglo de algunas calles peatonales, a un rid?culo estanque en las cercan?as del Parador, a un posible elevador desde Porcill?n a la Atalaya de dudosa utilidad o a la colocaci?n de monecos?. Pero es probable que, a pesar de eso, el Sr. Suarez Barcia tenga raz?n. Si, es necesario humanizar Ribadeo. Es necesario devolverle a esta villa los valores humanos que tuvo en tiempos pasados, no tan lejanos, y de los que ahora carece.
Pero humanizar Ribadeo no es s?lo renovar sus calles y alcantarillas, poniendo bancos y arbolitos, como hace el Sr. Su?rez Barcia.
Para empezar, hay que decir que para humanizar Ribadeo es necesario cambiar las personas que lo gobiernan, por su forma de administrar el concejo, sus h?bitos y actuaciones y su alarmante poca eficacia en la gesti?n.
Porque humanizar Ribadeo significa bajar los impuestos y las tasas atosigantes que el gobierno, del que forma parte el teniente de alcalde, impone al pueblo, de forma tan descarada, para poder hacer frente a las n?minas de sus dos regidores.
Humanizar Ribadeo significa procurar que el sol penetre en sus calles reduciendo las inhumanas alturas de sus edificios, evitando las ilegalidades en la construcci?n, como est? ocurriendo hoy por ceder ante las presiones de los promotores. Humanizar Ribadeo es liberar las calles y v?as p?blicas de su permanente ocupaci?n por las obras que se est?n construyendo, actuando con desidia para beneficiar a los constructores en detrimento de los usuarios.
Humanizar Ribadeo significa desterrar de la villa la contaminaci?n ac?stica producida por las bandas rugosas y los decibelios de la movida para devolverle a la villa la paz y el silencio nocturno que necesita para que la gente pueda dormir y descansar.
Humanizar Ribadeo significa tener la seguridad de que las propiedades y bienes de los vecinos est?n seguros y a salvo del vandalismo de los gamberros.
Humanizar Ribadeo significa tener limpias y en buen estado sus calles para que la gente circule por ellas sin sufrir los malos olores de los contenedores o las molestias de los enseres depositados en ellas y en las aceras.
Humanizar Ribadeo implica el ejercicio de la transparencia en la gesti?n de los recursos municipales facilitando la informaci?n que solicita la oposici?n y los ciudadanos. Bien est?n los bancos, ?rboles y papeleras y la renovaci?n de las calles con que el teniente de alcalde quiere humanizar Ribadeo. Y el pueblo se lo agradece. Pero humanizar Ribadeo es mucho m?s que eso. Es, en una palabra, respetar los derechos de los vecinos, escuchando sus quejas y dando respuesta a sus demandas, sin evasivas, y gestionar los recursos p?blicos para que los ciudadanos tengan una vida mejor. En fin, es evitar gravarlos con los excesivos impuestos y tasas que les imponen para que los dos regidores puedan cobrar su n?mina todos los meses. Eso, s?, ser?a humanizar Ribadeo. Porque hubo otros tiempos en los que, con menos bancos, ?rboles y papeleras en sus calles, era bastante m?s humana la vida en esta villa de lo que es hoy.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario