Lunes, 25 de diciembre de 2006

LO QUE EL PUEBLO QUIERE SABER

LO QUE EL PUEBLO QUIERE SABER

Se acerca el tiempo de rendir cuentas. Se acercan las elecciones. El pueblo se va a constituir en tribunal examinador. Los candidatos a la plaza de alcalde han de someterse a examen. Pero, antes de hacerlo, el pueblo necesita saber c?mo fue la gesti?n de los repetidores. Y conocer los programas que ofrecen ahora para aplicar en el futuro gobierno municipal.
En el caso del alcalde de Ribadeo han sido muchos los puntos obscuros de su gesti?n. Preguntarle por todos ellos exceder?a los l?mites de este espacio. Pero el pueblo quiere saber el porqu? de algunas actuaciones que han tenido lugar en su mandato:
Sobre su apoyo a las m?ltiples urbanizaciones de lujo, tramitadas con total oscurantismo y opacidad, que algunas promotoras pretend?an hacer en el medio rural, una de ellas en O Costal, y que la Xunta le acaba de rechazar. ?Por qu? tanto inter?s en apoyarlas en contra de la tajante oposici?n de su socio en el gobierno, el BNG, y la abstenci?n del PP? El pueblo necesita saber las verdaderas razones que el alcalde ten?a para apoyarlas con tanto entusiasmo. ?Representaban un beneficio para Ribadeo?
Con su rotundo apoyo al famoso convenio salarial de los funcionarios, que implic? unas escandalosas subidas salariales para muchos de ellos, sembrando la discriminaci?n y malestar entre algunos de ellos, falt? el alcalde a su obligaci?n de proteger los intereses del concejo, que son los intereses del pueblo. ?Qu? inter?s personal le mov?a? ?Estaban, acaso, mal retribuidos los funcionarios? Prometi? a los ciudadanos una administraci?n honesta y austera, el control de las tasas e impuestos, y la mejora social de los m?s necesitados. ?Por qu? subi?, pues, los impuestos? Prometi? una participaci?n ciudadana activa y efectiva en el gobierno local. ?Por qu? se niega a recibir a la mesa de las asociaciones de vecinos?
Son conocidos los rifirrafes que tuvo el alcalde con mucha gente, funcionarios algunos y miembros otros de la oposici?n, que acabaron en los juzgados, y de los que salieron absueltos. ?Por qu? esa actitud persecutoria? ?Qui?n pag? los gastos ocasionados por esas demandas?
En contra de lo prometido en su programa, apoy? los rellenos en la r?a de Ribadeo, despu?s de haberse manifestado en su contra. ?Por qu? ese cambio tan repentino? ?Qu? intereses defend?a con ese cambio de postura?
Recuperar para el concejo ciertos servicios que estaban privatizados, como la contribuci?n, formaba parte de su programa electoral. Pero, al contrario, una vez asumido el poder se dedic? a privatizar m?s servicios. ?A qu? se debe este cambio de actitud? ?No ten?a las ideas claras cuando lo prometi? o estaba mintiendo a los ciudadanos?
Prometi? el alcalde dotar al concejo de pistas forestales para acceder a los montes. Lo hicieron cinco concejos en esta provincia, a quienes la Conseller?a del Medio Rural ayud? con subvenciones. ?Por qu? no se solicitaron esas ayudas para el concejo de Ribadeo? ?Por qu? se dej? perder esa oportunidad?
Presionado por la oposici?n el alcalde orden? parar las obras de un edificio en A Lodeira por sobrepasar las alturas autorizadas. Varias veces fueron reanudadas las obras sin que se hiciese nada para evitarlo. ?Por qu? no hizo el alcalde cumplir sus decretos al tener conocimiento de que continuaban las obras?
La moderaci?n de los gastos que prometi? el alcalde en su programa ten?a como objetivo rebajar la excesiva deuda municipal. ?Se consigui?, realmente, este objetivo? ?Pueden saber los ribadenses qu? deuda tiene hoy el concejo, despu?s del paso de su equipo por la alcald?a?
El pueblo quiere saber porqu? se le perdona la deuda a ciertas empresas por la utilizaci?n del Punto Limpio. Empresas como Fomento de Construcciones y Contratas o BEDIALLER, la constructora del edificio de Alimerc, que adeudan al concejo unos 45 millones de pesetas. ?Qui?n percibe los beneficios de ese favor? ?Ser?, acaso, el alcalde?
?Es destructiva o constructiva esta cr?tica? Seg?n del lado de que se mire. Vista por los que ejercen el gobierno de esta forma y sus afines es, por supuesto, destructiva. Vista desde el lado del pueblo, es altamente constructiva. En todo caso, pueblo quiere respuestas a estas y otras preguntas para no cometer los mismos errores. Al fin, si el pueblo fue enga?ado una vez, la culpa fue del alcalde. Pero si lo es una segunda, la culpa ser? del pueblo por dejarse enga?ar otra vez. ? Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario