S?bado, 30 de diciembre de 2006

RECHAZO DEL ALCALDE A LA MESA DE ASOCIACIONES

EL ALCALDE Y LA MESA DE ASOCIACIONES




En unas declaraciones hechas a la emisora COPE de la Costa, hace d?as, por el el socialista Balbino P?rez Vacas, afirmaba el alcalde que ?el gobierno de Ribadeo es leg?timo, elegido en las urnas, y que lo que no se puede hacer es crear otro gobierno paralelo a trav?s de la Mesa de Asociaciones?.
Sabia respuesta a las reivindicaciones y exigencias de di?logo que le hab?an sido hechas, reiteradamente, por esta Mesa de Asociaciones de Vecinos, constituida en el concejo de Ribadeo y a las que el alcalde presta o?dos sordos, si no fuera por lo que encierran de evasi?n de compromiso adquirido con ellas y de respuesta a sus mismas promesas electorales.
Nadie discute al alcalde la legitimidad de su gobierno, puesto que las urnas, para bien o para mal, se lo han otorgado. La falacia radica en que el poder no le ha sido otorgado para que lo ejerza de espaldas al pueblo, al modo en que se hac?a en la edad media, ignorando los clamores del pueblo y sin conexi?n con sus necesidades. El mandato de gobernar que le fue otorgado s?lo tiene sentido si se ejerce en servicio y en conexi?n con el pueblo. Y ello porque su poder procede el pueblo y es para el pueblo. Y por lo tanto el poder otorgado ha de ser ejercido en permanente di?logo con el pueblo, recibiendo y dando informaci?n sobre la gesti?n apropiada, conveniente y necesaria para ese pueblo que le otorg? el mandato. Ello exige un constante contacto directo, tanto con los individuos, como con los colectivos que legalmente representan al pueblo, que son sus asociaciones de vecinos. Un contacto que, por otra parte, regulan suficientemente las normas que la legislaci?n dicta al respecto. De ah? la necesidad de que el concejo de Ribadeo apruebe una Ordenanza dedicada a regular esta participaci?n ciudadana, como ya disfrutan otros concejos.
Otra forma distinta de ejercer el gobierno es fomentar la privacidad y la ocultaci?n en la gesti?n, de donde nace la corrupci?n.
Termina el alcalde ese mismo comunicado ofreciendo di?logo y consenso para el pr?ximo mandato electoral. Si en este mandato actual no ha sido capaz de ofrecerlo a los ciudadanos, ?qui?n puede creer en sus promesas de futuro? ?No estaremos, una vez m?s ante una iniciativa estrella de su programa, destinada a deslumbrar a los ciudadanos que, como las de su actual programa, nunca llegar? a cumplir? ?En d?nde va la ?Participaci?n Ciudadana Efectiva en la Administraci?n Local? que nos promet?a en su anterior programa?- Jos? M? Rodr?guez
declaraciones hechas a la emisora COPE de la Costa, hace d?as, por el el socialista Balbino P?rez Vacas, afirmaba el alcalde que ?el gobierno de Ribadeo es leg?timo, elegido en las urnas, y que lo que no se puede hacer es crear otro gobierno paralelo a trav?s de la Mesa de Asociaciones?.
Sabia respuesta a las reivindicaciones y exigencias de di?logo que le hab?an sido hechas, reiteradamente, por esta Mesa de Asociaciones de Vecinos, constituida en el concejo de Ribadeo y a las que el alcalde presta o?dos sordos, si no fuera por lo que encierran de evasi?n de compromiso adquirido con ellas y de respuesta a sus mismas promesas electorales.
Nadie discute al alcalde la legitimidad de su gobierno, puesto que las urnas, para bien o para mal, se lo han otorgado. La falacia radica en que el poder no le ha sido otorgado para que lo ejerza de espaldas al pueblo, al modo en que se hac?a en la edad media, ignorando los clamores del pueblo y sin conexi?n con sus necesidades. El mandato de gobernar que le fue otorgado s?lo tiene sentido si se ejerce en servicio y en conexi?n con el pueblo. Y ello porque su poder procede el pueblo y es para el pueblo. Y por lo tanto el poder otorgado ha de ser ejercido en permanente di?logo con el pueblo, recibiendo y dando informaci?n sobre la gesti?n apropiada, conveniente y necesaria para ese pueblo que le otorg? el mandato. Ello exige un constante contacto directo, tanto con los individuos, como con los colectivos que legalmente representan al pueblo, que son sus asociaciones de vecinos. Un contacto que, por otra parte, regulan suficientemente las normas que la legislaci?n dicta al respecto. De ah? la necesidad de que el concejo de Ribadeo apruebe una Ordenanza dedicada a regular esta participaci?n ciudadana, como ya disfrutan otros concejos.
Otra forma distinta de ejercer el gobierno es fomentar la privacidad y la ocultaci?n en la gesti?n, de donde nace la corrupci?n.
Termina el alcalde ese mismo comunicado ofreciendo di?logo y consenso para el pr?ximo mandato electoral. Si en este mandato actual no ha sido capaz de ofrecerlo a los ciudadanos, ?qui?n puede creer en sus promesas de futuro? ?No estaremos, una vez m?s ante una iniciativa estrella de su programa, destinada a deslumbrar a los ciudadanos que, como las de su actual programa, nunca llegar? a cumplir? ?En d?nde va la ?Participaci?n Ciudadana Efectiva en la Administraci?n Local? que nos promet?a en su anterior programa?- Jos? M? Rodr?guez
declaraciones hechas a la emisora COPE de la Costa, hace d?as, por el el socialista Balbino P?rez Vacas, afirmaba el alcalde que ?el gobierno de Ribadeo es leg?timo, elegido en las urnas, y que lo que no se puede hacer es crear otro gobierno paralelo a trav?s de la Mesa de Asociaciones?.
Sabia respuesta a las reivindicaciones y exigencias de di?logo que le hab?an sido hechas, reiteradamente, por esta Mesa de Asociaciones de Vecinos, constituida en el concejo de Ribadeo y a las que el alcalde presta o?dos sordos, si no fuera por lo que encierran de evasi?n de compromiso adquirido con ellas y de respuesta a sus mismas promesas electorales.
Nadie discute al alcalde la legitimidad de su gobierno, puesto que las urnas, para bien o para mal, se lo han otorgado. La falacia radica en que el poder no le ha sido otorgado para que lo ejerza de espaldas al pueblo, al modo en que se hac?a en la edad media, ignorando los clamores del pueblo y sin conexi?n con sus necesidades. El mandato de gobernar que le fue otorgado s?lo tiene sentido si se ejerce en servicio y en conexi?n con el pueblo. Y ello porque su poder procede el pueblo y es para el pueblo. Y por lo tanto el poder otorgado ha de ser ejercido en permanente di?logo con el pueblo, recibiendo y dando informaci?n sobre la gesti?n apropiada, conveniente y necesaria para ese pueblo que le otorg? el mandato. Ello exige un constante contacto directo, tanto con los individuos, como con los colectivos que legalmente representan al pueblo, que son sus asociaciones de vecinos. Un contacto que, por otra parte, regulan suficientemente las normas que la legislaci?n dicta al respecto. De ah? la necesidad de que el concejo de Ribadeo apruebe una Ordenanza dedicada a regular esta participaci?n ciudadana, como ya disfrutan otros concejos.
Otra forma distinta de ejercer el gobierno es fomentar la privacidad y la ocultaci?n en la gesti?n, de donde nace la corrupci?n.
Termina el alcalde ese mismo comunicado ofreciendo di?logo y consenso para el pr?ximo mandato electoral. Si en este mandato actual no ha sido capaz de ofrecerlo a los ciudadanos, ?qui?n puede creer en sus promesas de futuro? ?No estaremos, una vez m?s ante una iniciativa estrella de su programa, destinada a deslumbrar a los ciudadanos que, como las de su actual programa, nunca llegar? a cumplir? ?En d?nde va la ?Participaci?n Ciudadana Efectiva en la Administraci?n Local? que nos promet?a en su anterior programa?- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario