Lunes, 19 de febrero de 2007

INCUMPLIMIENTO DE LA 2? PROPUESTA DEL PSOE DE LAS ELECCIONES PASADAS

2? Propuesta.- ?Participaci?n ciudadana efectiva en la Administraci?n Local?

As? rezaba la segunda proclama de sus 10 propuestas electorales. Una propuesta que ser?a luego desarrollada en su programa electoral de este modo: ?Impulso a la participaci?n ciudadana activa en las tareas y decisiones del gobierno municipal?.
La dureza con la que hab?a sido criticado el estilo de gobierno, ejercido en el mandato anterior por el PP, llev? al PSOE, fiel a su slogan ?Otra forma de ser, otra forma de gobernar?, a ofertar a los electores la promesa de un nuevo estilo de gobierno, m?s dialogante y participativo, y en el cual el pueblo, a trav?s de las asociaciones de vecinos y otras organizaciones pudiera ser consultado y tenido en cuenta en la acci?n de gobierno, si le era otorgada al PSOE la confianza de los electores para poder gobernar.
Pero veamos ahora como se fueron desarrollando los hechos y descubriremos la incapacidad del equipo de gobierno del POSE, este PSOE de Balbino, de nuevo cu?o, de poner en pr?ctica esta promesa. Eran s?lo mentiras. Un enga?o ad captamdum vulgus.
?Qu? pasos se han dado para hacer efectiva esta tan cacareada promesa de participaci?n ciudadana en el gobierno local? Absolutamente ninguno.
Por iniciativa de la Asociaci?n de Vecinos, ?O TES?N?, de Ribadeo, que no del alcalde, acept? la Corporaci?n Municipal dar cabida a dos preguntas presentadas por las asociaciones para ser contestadas, una vez finalizados los plenos. No se trata, pues, como se promet?a en las propuestas del POSE, de facilitar la participaci?n en las decisiones a adoptar por el gobierno, sino y solamente, de contestar a las preguntas formuladas por las asociaciones, como pudiera hacer cualquier periodista, una vez tomados ya los acuerdos plenarios, y, por lo tanto, sin ninguna posibilidad de participaci?n, ni de intervenci?n previa en los mismos.
De esta forma, ni se ponen en marcha las medidas que la Ley de Administraci?n Local prev? para fomentar la participaci?n ciudadana, ni se tienen en cuenta, en la formaci?n de la voluntad de los ?rganos de gobierno, a las asociaciones de vecinos y dem?s colectivos. Portadoras de las aspiraciones ciudadanas, no se toman en consideraci?n sus sugerencias y propuestas para hacerlas participes de aquellas decisiones que de alguna manera les puedan afectar, y alcanzar as? una mejor y m?s objetiva gesti?n. Al contrario, se les ignora, en contra de lo prometido en su programa.
Es as? como, quebrantando esta promesa y gobernando de espaldas al pueblo, sin tener en cuenta sus opiniones e intereses, se est?n tomando decisiones gravemente equivocadas, y que el pueblo, a quien ellos dicen representar, rechaza, como son, entre otras, las relacionadas con el dise?o del tr?fico en la villa, las indiscriminadas sanciones que se impusieron por mal aparcamiento, la firma de un nefasto convenio salarial con los funcionarios, los rellenos en la r?a de Ribadeo, la aprobaci?n de las urbanizaciones en el medio rural, la pretendida reforma del parque en la cual el pueblo no pudo opinar, etc. toda una serie de actuaciones que no responden a los deseos y necesidades del pueblo.
Las actitudes con las que el grupo socialista en el gobierno est? hoy actuando nada tienen que ver con las promesas electorales referidas a la participaci?n ciudadana. Al contrario, m?s se parecen a actitudes de mando, que no de gobierno. No son otra cosa m?s que el cl?sico ?ordeno, mando y hago saber? de otras ?pocas. Mandar es patrimonio del que ejerce el poder dictatorial y es, por lo tanto, muy f?cil y c?modo de ejercer. Pero gobernar es otra cosa; gobernar supone tener en cuenta la opini?n de los dem?s, el ejercicio del di?logo con el pueblo. Y aqu? se ve, claramente, que no siempre coinciden los intereses de los pol?ticos con los del pueblo. Esta es la consecuencia de gobernar de espaldas al pueblo. Segunda traici?n al electorado.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario