Jueves, 22 de marzo de 2007

UNA LECCI?N DE PASOTISMO

UNA LECCI?N DE PASOTISMO

Es cierto que agua pasada no mueve molino. Quejarse ahora de la Autov?a, como hacen muchos, y del enorme impacto negativo que supone para el paisaje en el entorno de Ribadeo y las dificultades de comunicaci?n ciudadana que genera entre los vecinos de Vilasel?n y Pi?eira, no tiene sentido. Quienes hoy la critican tuvieron su oportunidad y su tiempo de hacerlo hace a?os y no lo hicieron. Y de aquel pasotismo del pueblo y de la actitud de sus dirigentes de entonces heredamos este horroroso esperpento, que rompe en dos el paisaje de esta bella comarca. Y no fue por falta de reflexi?n, que la hubo. M?ltiples mesas informativas, manifestaciones, explicaciones y comentarios de todo tipo inundaron los medios casi a diario desde que all? por el a?o 1997 se conoci? el trazado que pretend?an hacer.
No se ped?a dejar a Ribadeo aislado, sin autov?a. Se ped?a otro trazado, m?s l?gico y menos da?ino para la zona y para la villa. Un trazado distinto, del cual quedar?a Ribadeo igualmente servido, sin tener que soportar su paso por zona urbana, con las funestas consecuencias que va a tener para el desarrollo futuro de nuestra villa. Pero, salvo unos pocos exaltados que, con mejor visi?n de futuro y previendo lo que iba a pasar, se manifestaban en contra de ese trazado, triunf? el pasotismo de aquellos que los criticaban diciendo: ?fala porque lle tiran a casa?. Ahora ya no valen lamentos. La autov?a est? hecha. S?lo nos queda una lecci?n. La de aprender, para otra ocasi?n, a d?nde nos conduce el pasotismo y la irreflexi?n.- Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario