Viernes, 27 de abril de 2007

UN SUSPENSO MORROCOTUDO

UN SUSPENSO MORROCOTUDO

El martes pasado se celebr? un pleno municipal extraordinario en el concejo de Ribadeo. Convocado por la oposici?n, se trataba de pedir cuentas al gobierno municipal por el estado actual del trabajo que se le hab?a mandado realizar. El pleno se constituy? en tribunal examinador de un gobierno negligente y holgaz?n. Los temas a desarrollar les hab?an sido entregados en el ?ltimo pleno convocado por la oposici?n. Cuatro trabajos compon?an la hoja de ruta. Y en todos fallaron. No hicieron nada. El suspenso fue colosal. Y con el suspenso perdieron los sueldos de que estaban dotados. Ya lo dec?a San Pablo, en una de sus cartas, la segunda a los Tesalonicenses: ?El que no trabaja, que no coma?.
Se les hab?a encargado en el pleno extraordinario anterior que iniciaran los tr?mites para crear un Conservatorio de m?sica, de grado medio, que coexistiera con la Escuela actual. Mal interpretado el encargo, justific? la concejala de cultura esta omisi?n diciendo que era m?s importante para Ribadeo la Escuela que el Conservatorio. Pero sus argumentos no tuvieron suficiente poder de seducci?n para convencer a la oposici?n. Porque el encargo no era Escuela o Conservatorio, sino Escuela y Conservatorio. La petici?n del pleno era clara. Pero los tr?mites ni se iniciaron. Primer suspenso del gobierno.
Preguntado el gobierno sobre el segundo encargo que se le hab?a encomendado, que consist?a en reparar cierto n?mero de pistas forestales, se quedaron con los ojos en blanco, sin responder. En todo caso, alguna disculpa hecha por el portavoz del BNG, que no satisfizo al tribunal. Ni se hizo el trabajo encargado, ni se mostraron dispuestos a hacerlo. Otro suspenso.
En cuanto al mandato de arreglar ciertas aceras y calles en el casco urbano de Ribadeo, tampoco hubo aportaciones. Se respondi? con disculpas y balbuceos que no complacieron al pleno examinador. El portavoz del BNG se escud? en que la realizaci?n de esas obras era una prevaricaci?n, que no estaba dispuesto a cometer. Peligro este, que no se preocup? el BNG de cuidar en otras actuaciones anteriores. Recuerde, sino, su apoyo al convenio firmado con los promotores del edificio de detr?s del Teatro. ?O no fue prevaricaci?n autorizar una calle de doce metros de anchura cuando la ley del suelo exige que sea de diecis?is? ?Y qu? pasa con el subsuelo y vuelos de esa calle?
Tampoco hubo respuesta a la encomienda hecha al alcalde de hacer p?blico el estado en el que se encuentra actualmente el Plan de Urbanismo, que, inexplicablemente, se dilata en el tiempo desde que se recibi? hace meses el Informe de la Conseller?a. S?lo se obtuvieron unas evasivas disculpas del alcalde que, vi?ndose acorralado por el portavoz de la oposici?n, incurr?a constantemente en divagaciones y contradicciones. Un suspenso m?s, pues, por la negativa actitud y dejadez del gobierno, que queda ahora conminado a exponerlo en el plazo de diez d?as.
En un esfuerzo de moderaci?n, el portavoz de la oposici?n les ofrece un nuevo plazo para presentar alg?n estudio que justifique su voluntad de trabajo y de cumplir el encargo del pleno. Pues, como le dijo D. Quijote a Sancho cuando le suplic? azotarse para desencantar a Dulcinea, ?el comenzar las cosas es tenerlas medio acabadas?. Pero ante el rechazo que muestra el gobierno a esta nueva oferta y el resultado negativo de la gesti?n encomendada, el pleno opta por ratificar el suspenso y les suprime las dos dedicaciones exclusivas de que disfrutaban. El imperativo divino de ?comer?s el pan con el sudor de tu frente? es de aplicaci?n universal.
Lo que uno, ignorante de estos extremos, no se explica es c?mo se puede someter a votaci?n un punto, como fue el de la supresi?n de las dedicaciones exclusivas, si no figuraba en la Orden del D?a de la convocatoria. Pero si el alcalde lo hizo as?, sus razones tendr?a para ello.
Qu? trascendencia va a tener todo esto para el futuro, se preguntar? el lector. Absolutamente ninguna. Estamos a dos pasos de las elecciones. La vida municipal y social seguir? su curso. Y el gobierno municipal, que durante cuatro a?os permaneci? inactivo, con la excepci?n del BNG, que se entretuvo haciendo algunas cositas, seguir? representando la comedia circense a la que nos tiene acostumbrados y volver? a prometernos el oro y el moro, como hizo en las elecciones pasadas, con el af?n de intentar convencer otra vez a los votantes ribadenses.-Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario