Mi?rcoles, 12 de septiembre de 2007

TRANQUILIDAD EN LA VILLA DE RIBADEO

TRANQUILIDAD EN LA VILLA La vida pol?tica en Ribadeo est? viviendo un per?odo en el que la noticia est?, precisamente, en la ausencia de noticias. Un per?odo de calma, quiz?s enga?osa, como aquella que se instala en el ojo del hurac?n pero que en cualquier momento puede estallar. Es la calma tensa que suele preceder a la tempestad. Pero, mientras tanto, se vive sin la habitual agitaci?n social que padec?amos en la etapa del gobierno anterior. El pueblo disfruta sin sobresaltos de la calma que da la tranquilidad. Nada comparable, pues, por el momento, a otras situaciones pasadas. Las noticias con las que nos sorprenden los medios son las propias del discurrir de la vida.
Una de ellas ha sido, en estos d?as pasados, la renovaci?n de la directiva de la asociaci?n de vecinos de Ribadeo, O TESON, que, pasado ya el per?odo vacacional, se dispone a afrontar una nueva etapa de actividad, abordando los temas de inter?s social que demanden los socios y vecinos de Ribadeo. Por otra parte, ha sido noticia, tambi?n, la tan anunciada subida de precios en art?culos de primera necesidad: la barra del pan, el pollo, los huevos, la carne y la gasolina. Es la desagradable sorpresa postvacacional que nos espera. Una medida que afectar? gravemente, sin duda, a la capacidad econ?mica de nuestros bolsillos, sobre todo si tenemos en cuenta la peque?a renta per c?pita en que se mueve la provincia de Lugo. Como siempre, ser? la clase m?s d?bil la que va a padecer las consecuencias de la carest?a de vida que se avecina. Los peque?os negocios tur?sticos de esta comarca se quejan de lo mal que les ha ido este verano ante un turismo que se mostr? escaso en sus dispendios. Menos mesas ocupadas que en a?os pasados, muchos men?s del d?a o bocadillos y jarras de tinto para sustituir a las botellas de marca. J?venes parados ante los escaparates de los comercios sin atreverse a entrar y la gente mayor calculando los precios de los productos antes de meterlos en el carrito del s?per. Y mientras que la mayor?a de las familias se encuentran al l?mite de su endeudamiento y las hipotecas y los productos de consumo amenazan con m?s aumentos Zapatero trata de consolar a la gente con los optimistas datos macroecon?micos en que nos movemos: el super?vit presupuestario, el PIB, la inflaci?n controlada, la tasa de crecimiento, etc. Todo eso suena muy bien. Pero a la gente le pasa como al paciente a punto de morir al que los m?dicos consuelan dici?ndole que se encuentra muy bien de la tensi?n y del colesterol. ?Estamos ante un resfriado pasajero o es el preludio de los a?os de las vacas flacas que siempre siguen a los de las vacas gordas? ?nicamente se salvar?n de la quema los funcionarios que hayan ejercido en la pol?tica. Esos ver?n aumentadas considerablemente sus retribuciones con cargo a nuestros impuestos para compensar as?, seg?n dicen, la p?rdida de promoci?n en su carrera. ?Y qu? pasa con aquellos que, sin ser funcionarios, suspendieron su actividad o su promoci?n empresarial o laboral mientras dedicaban su tiempo a la pol?tica? Una equivocada medida de la Xunta que llena de indignaci?n a los ciudadanos y crea alarma social.
Y en otro orden de cosas, comentar que Ribadeo ha alcanzado un nuevo e hist?rico hito que despierta los celos de nuestros vecinos del Principado que piden neutralizar la influencia que ejerce nuestra villa en el Occidente de Asturias. Ignoran que este fen?meno de crecimiento no depende de la acci?n de los pol?ticos, sino que est? respaldado por muchos a?os de tradici?n, por una situaci?n geogr?fica privilegiada y por la historia que tiene detr?s. Seg?n manifiesta el alcalde, el padr?n municipal ha superado los 10.000 habitantes. Parece que se van cumpliendo los auspicios del alcalde de convertir nuestra villa en ?unha pequena cidade?. Pero, ?cuidado!, que no es oro todo lo que reluce. Este desarrollo poblacional requiere m?s y mejores infraestructuras. ?En d?nde est?n? ?En d?nde est?n los aparcamientos, las calles anchas con sus aceras, los parques y zonas verdes, las guarder?as y parques infantiles? Soluciones urgentes que Ribadeo necesita pero que parece que se van prolongando ad kalendas graecas.
Y en este espacio, frente a quienes rechazan mis comentarios y en uso de mi libertad que, como dec?a Don Quijote a Sancho, ?es uno de los m?s preciosos dones que a los hombres dieron los dioses?, llevo ya tiempo ejerciendo la cr?tica sobre ciertas posiciones y actuaciones, a mi modo de ver equivocadas, protagonizadas por ciertos por ciertos gestores de lo p?blico en Ribadeo que afectan negativamente a la vida social y pol?tica de nuestro concejo. Ser cr?tico no es estar en contra de nadie. Al rev?s, es una forma de ayudar a construir. Otra cosa son las personas o los corrillos, hoy tan de moda, que, apoy?ndose muchas veces en la mentira, tiran la piedra y esconden la mano, cuando la cr?tica no legitima las posiciones y actuaciones de algunos de sus mecenas.-Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario