Domingo, 06 de enero de 2008

PAS? FUGAZ LA NAVIDAD

PAS? FUGAZ LA NAVIDAD

En estas fiestas de navidad todo gir?, como siempre, en torno al intercambio de mensajes de paz y de felicidad. La gente, tambi?n como siempre, no ces? de comunicarse sus buenos deseos de salud y prosperidad para el a?o 2008 que estrenamos. Pero el ambiente que se palpaba en nuestra villa este a?o era, m?s bien, de monoton?a y de serena celebraci?n. No se apreciaron aquellas explosivas manifestaciones de alegr?a con que estas fiestas se celebraron en otros a?os pasados. En estas fechas en que todo el mundo tiraba la casa por la ventana, la sombra de la inflaci?n planeaba sobre la gente. Todo transcurri? en un ambiente de calma y de serenidad. Ni siguiera la loter?a vino a romper la rutina diaria en la vida de los ribadenses. Sustituida por una m?sica ambiental, tampoco la m?sica de los tradicionales villancicos, a los que otros a?os nos ten?an acostumbrados, nos transmiti? ese aire navide?o tan propio de estas celebraciones. Era necesario hacer un esfuerzo para darse cuenta de que est?bamos en navidad. Y as? pasaron fugaces estas fiestas, sin pena ni gloria. La vida vuelve ahora a retomar el curso de siempre. Cada uno ha de retornar a su trabajo y los pol?ticos a gobernar. Son muchos e importantes los temas que Ribadeo tiene pendientes de resolver. Para lograrlo lo deseable ser?a que los pol?ticos intentasen ponerse de acuerdo en sus decisiones en beneficio de los vecinos. Abandonar sus posturas ego?stas y partidarias en beneficio del pueblo. Renunciar a sus personalismos y unir sus esfuerzos para alcanzar una unidad de criterios en la consecuci?n de objetivos. Al fin, fue para eso para lo que el pueblo los eligi?: para trabajar en servicio del pueblo.
Adem?s de los grandes temas pendientes que est?n en la mente de todos esperando la oportunidad de verse convertidos en realidad, hay otros temas menores, y no por eso menos importantes, que est?n suscitando indignadas voces de protesta y comentarios entre la gente del pueblo.
Se oyen cr?ticas sobre el trabajo y funcionamiento del cuerpo de polic?a y sobre el comportamiento de alguno de sus miembros. Al gobierno local corresponde darles una adecuada formaci?n mediante cursos de reciclaje sobre el comportamiento que deben tener con la gente a quien han servir. Exigirles el cumplimiento de su deber para luego desacreditarlos desautorizando sus denuncias, como sucede con frecuencia, es un comportamiento caciquil por parte de alg?n concejal que debe ser suprimido.
Las obras de la reforma del parque que ya se est?n realizando son tambi?n objeto de algunas cr?ticas y comentarios. Ser?a lamentable que se repitiera en esta obra lo que pas? en la calle de San Francisco, ejemplo de mala ejecuci?n, por falta de control.
No faltan tampoco severas cr?ticas sobre como se administra la adjudicaci?n de los puestos de venta ambulante a los que acuden los mi?rcoles al mercado de Ribadeo. Se dan, al parecer, casos de ocupaci?n irregular y subarriendo de espacios, ignorando las normas que regulan la adjudicaci?n de los puestos. Parece ser que hay voluntad por parte de los responsables municipales de corregir estas irregularidades y abusos en este a?o que inauguramos.
Y, por fin, una tenue luz brilla en el horizonte del 2008. Se dice que el buen pa?o no se vende en el arca; hay que sacarlo a la luz. Es el PP que, despu?s de su gran derrota en las urnas, intenta ahora recuperar la estima de los electores apoyando al gobierno en las decisiones que benefician al pueblo. Su propuesta de construir un aparcamiento subterr?neo en la villa de Ribadeo, capaz de restituir todas las plazas de aparcamiento que suprimieron las calles peatonales, es una luz de esperanza para el futuro de Ribadeo. Hagamos votos para que en este a?o 2008 nuestros pol?ticos est?n a la altura esperada, se esfuercen en hacer realidad las aspiraciones del pueblo, avancen en la consecuci?n de los grandes objetivos que Ribadeo tiene pendientes y se liberen de una vez de ciertos personajes que, actuando ocultos desde detr?s del tel?n, pretenden utilizar el gobierno municipal en su beneficio, ignorando los intereses generales del pueblo.-Jos? M? Rodr?guez

Comentarios

Añadir un comentario