Viernes, 18 de junio de 2010

LAMENTOS TARDIOS

??????????? Otra vez los lamentos han sido la noticia estos d?as en esta comarca del norte de Lugo. Como siempre, lamentos tard?os que, como las campanas de las iglesias que tocan por los que se van, ponen el grito en el cielo quej?ndose por los destrozos ocasionados por las ?ltimas lluvias. Lamentos que lloran desgracias que no se han sabido ni querido evitar.

??????????? La historia del agua no es nueva. Es tan antigua como la tierra. Pero lo que hoy ha cambiado es el comportamiento de las personas para enfrentarse a este problema. Las viejas generaciones ten?an otra cultura sobre el tratamiento del agua. Estaban m?s compenetrados con la naturaleza. Su ?nica fuente de conocimiento era la observaci?n. Conoc?an la naturaleza y eran m?s previsores. Sab?an que el agua, tarde o temprano, acabar?a llegando con toda su fuerza avasalladora. Pero estaban preparados para recibirla. Sin esperar que viniera pap? Estado a arreglar sus problemas, manten?an limpias las zanjas y los caminos preparados con sus atajeas para que el agua fluyera hacia el mar. La misma direcci?n de los surcos que hac?an en sus sembrados estaba regulada por el tratamiento del agua. Se esforzaban en mantener perfectamente cuidadas las m?rgenes de los r?os, cortando los ?rboles que amenazaban peligro y evitando su ca?da en el cauce. Tem?an y respetaban la fuerza del agua.

??????????? Los campesinos de hoy y las mismas administraciones que regulan la actividad rural han perdido esa cultura. Los campesinos, acostumbrados a la constante intervenci?n paternalista y a las subvenciones, a veces interesadas, de las administraciones, que intentan regular todos los ?mbitos de sus vidas, han abandonado en sus manos la soluci?n de este y de otros problemas.

??????????? Y lo que estamos viendo a diario es que las administraciones tienen los r?os abandonados. Quiz?s, y aunque no sea pol?ticamente correcto decirlo, porque los r?os no votan. Y no hacen ni dejan hacer. No s?lo no cuidan sus cauces sino, lo que a?n es m?s grave, proh?ben que otros los limpien. Con su pol?tica, dictada desde los despachos de sus oficinas, ajena a la voz de la experiencia depositada en los campesinos, dictan sus normas, carentes a veces de sentido com?n, de las que luego vienen estos fracasos. Fracasos que empeoraron despu?s de las trasferencias a la Autonom?a de las competencias sobre los r?os, lo que demuestra que una administraci?n m?s cercana no es necesariamente mejor, ni en la recuperaci?n de la fauna que est? desapareciendo de los r?os, ni en la limpieza y cuidado de sus cauces. Y es por eso que cuando llegan las aguas torrenciales, que siempre acaban llegando, los troncos, maderos y malezas abandonadas en los m?rgenes de los r?os son arrastrados por las aguas creando peligrosos embalses que inundan las tierras ribere?as arrasando sus cosechas y destruyendo los puentes que encuentran a su paso, como fue el caso en el R?o Grande. Y esto fue lo que origin? los grandes da?os y p?rdidas en muchos lugares de nuestro concejo de Ribadeo.

??????????? En la zona costera fueron m?s bien los defectos de ejecuci?n de la propia autov?a los responsables de los problemas ocasionados por el agua. Una defectuosa ejecuci?n de esta obra, que cort? el fluir normal de los riachuelos y regatos que bajan de la monta?a? hacia el mar, concentr?ndolos a todos en unos escasos puntos de paso hasta convertirlos en verdaderos r?os, ocasion? un desproporcionado aumento de caudal en cauces no preparados para recibir tanta agua que ocasionaron graves da?os a su paso por las propiedades. Pero aqu? tambi?n hay responsables.

??????????? Antes de definir el trazado de la autov?a un grupo de personas de Ferrol vino a Ribadeo a informar de las amargas experiencias sufridos por ellos en el tratamiento del agua al paso de la autov?a por su territorio ferrolano. Ante esta informaci?n lo l?gico ser?a haber nombrado entonces una comisi?n t?cnica para que estudiara, vigilara y controlara la ejecuci?n de la obra, en orden a tratar de evitar futuros desastres y buscar una mejor soluci?n para estos problemas. Pero aqu? nadie quiso escuchar los sabios consejos ?fruto de las experiencias ajenas. Los pol?ticos que en esa fecha gobernaban el concejo de Ribadeo estaban muy entretenidos en otras ocupaciones m?s rentables. Y de aquellos polvos vienen ahora estos lodos.- Jos? M? Rodr?guez

?

???????????


Comentarios

Añadir un comentario