Domingo, 15 de agosto de 2010

"SEPTEMBRE EST L?, L`?T? S`EN VA"

??

?

????????? Con estas palabras evocaba apenada Mireille Mathieu su ef?mero verano en Atenas. Como ella, tambi?n nosotros lamentamos el fin de un verano m?s que se va de nuestras vidas sin pena ni gloria, sin dejar huellas indelebles. Los turistas, huyendo de la rutina del trabajo y de la monoton?a de su vida diaria, invadieron masivamente una vez m?s nuestras calles y playas, sino con la alegr?a de otros a?os, s? dispuestos, al menos, a disfrutar de los recursos de nuestra tierra: mar, playas, parajes ex?ticos de nuestra comarca, patrimonio hist?rico-art?stico y, como no, la exquisita gastronom?a gallega. Faltaron, eso s?, las tradicionales colas de gente esperando por las exquisitas raciones de pulpo en los locales especializados, y en las terrazas de los bares no hubo los llenos de otros veranos pasados. Eran las secuelas de la crisis. Esa crisis que a todos afecta, menos a la Casa Consistorial. El gobierno municipal de Ribadeo, en su papel de animador social y fiel al slogan romano del ?panem et circenses?, sigue el ritmo incansable de a?os pasados, promoviendo actividades vulgares, como si la crisis no fuera con el, divirtiendo al pueblo con su pol?tica de ?fiestas, ferias y mercados?.

??????????? Hasta los pron?sticos sobre la vida pol?tica de este concejo se han tomado un descanso y siguen ausentes de los mentideros. Los partidos pol?ticos siguen agitando los dados de sus candidaturas, reacios a dejarlos caer sobre el tapete y observar la cara que ponen los ribadenses ante las sorpresas que nos deparan. Alg?n candidato, m?s madrugador, parece que se dispone a revivir sus gestas pasadas, esta vez en la lista del PSOE, ?dispuesto a asumir aquello que dec?a el emperador Vespasiano cuando, postrado en el lecho del dolor y sintiendo que llegaba su hora, se puso de pie pronunciando aquella famosa frase: ?Decet imperatorem stantem mori?, ?el emperador debe morir de pie?. Los dem?s partidos pronto descubrir?n sus cartas, prestos a conquistar la adhesi?n popular. Dar?n a conocer a sus nuevos candidatos y con ellos sus proclamas para convencer a los electores de que en su programa est? la salvaci?n del pueblo. Y, como siempre sucede, les prometer?n el para?so para luego hacerles pasar un infierno. Sin que la verg?enza cubra de rubor sus mejillas y con boca ahuecada pregonar?n sus mensajes present?ndose como salvadores ?do pobo?. ?Y enfrente, un pueblo callado en el que ?cada un mira polo seu?, caminando con la cabeza baja y lana contra lana, escarmentado de tantas promesas fallidas y pensando en c?mo superar sus problemas diarios. Un pueblo, acostumbrado a vivir de espaldas a un concejo que constantemente lo ignora y que el pueblo no siente como suyo, un concejo que hace y deshace sobre los avatares de la vida social de la comunidad, guiado ?nicamente por sus intereses partidistas, sin preguntarle qu? piensa o c?mo quiere que se resuelvan las cosas. Y es as? como los pr?ximos horizontes pol?ticos de Ribadeo pintan de negro si no aparece un candidato a alcalde dispuesto a ejercer de tal, sin dar p?bulo a la vanidad, y que no necesite de la pol?tica para aumentar su prestigio o su econom?a. Un hombre libre, con esa libertad que da el no necesitar ni desear nada. Una utop?a en estos malos momentos que corren para Ribadeo.?

??????????? Y mientras los turistas y forasteros se pasean por la villa, admirando sus bellezas o criticando sus fallos, y disfrutando gratuitamente, como ni?os con un juguete, de las maravillas del ascensor de la Atalaya que les traslada en un santiam?n y gratuitamente desde el puerto a la villa, mientras que no le pase como a las fuentes del parque, en la Casa Consistorial los funcionarios siguen alborotados.

??????????? Alborotados y enfadados, impugnan los Presupuestos en los tribunales y protestan porque el alcalde se niega a darles el dinero que piden. El reparto de unos 68.000 euros, fruto de las debilidades y cobard?as de los regidores y de la excesiva avaricia de los trabajadores. Un pulso que, al igual que le ocurre al Ministro de Fomento con los controladores, aqu? se est? jugando entre el alcalde y los trabajadores del concejo. ?Qui?n ganar?? ?El pueblo, representado por el alcalde, o los funcionarios?

??????????? Y mientras, en la villa hay gente indignada, ignoro si con raz?n o sin ella, contra el alcalde por la cesi?n a un club de un espacio p?blico en Cabanela para la celebraci?n de sus fiestas privadas, amenizadas con la coral polif?nica y negando el acceso al p?blico ribadense. ?Estamos, acaso, ante un solapado paso m?s, dirigido a la privatizaci?n de todos los espacios p?blicos portuarios? Y finalmente, mientras se espera el desarrollo de los pr?ximos acontecimientos pol?ticos, el reloj solar de O Cargadoiro sigue marcando a ritmo lento, con su peque?a aguja mutilada, el paso del tiempo, interrumpido en la villa por los cuentacuentos, grafitis, musiqueos y dem?s entretenimientos populares. Lento, como lentas van las obras de la calle de San L?zaro que se est?n ejecutando con apenas cuatro trabajadores; un n?mero insuficiente para abreviar la duraci?n de la obra y permitir nuevamente la circulaci?n por las calles afectadas, en unos momentos de alta densidad de circulaci?n para una villa con un tr?fico desordenado e inc?modo.

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

?

?

?


Comentarios

Añadir un comentario