Viernes, 24 de septiembre de 2010

COSAS DE RIBADEO

??????????? Los movimientos de la vida pol?tica de Ribadeo parece que se van cocinando a fuego lento. Los candidatos estudian sus estrategias para medirse en esta campa?a que se presenta muy dura. Parece que la discreci?n es la nota dominante hasta ahora. Nada nuevo para comentar, salvo la incorporaci?n del candidato del PP, el Sr. Val?n Vald?s, al grupo de los que van a competir en la campa?a por la alcald?a. Y a la vista de los candidatos que aspiran a la alcald?a, parece que de renovaci?n pol?tica nada de nada.

??????????? Y mientras que en el concejo de Xove se arma la marimorena por causa del ascensor para acceder a la Biblioteca y la Casa de la Cultura, fuente de discusiones y desencuentros entre los diversos partidos, aqu? en Ribadeo todos parecen encantados, gobierno y oposici?n, con el famoso ascensor panor?mico de la Atalaya, verdadero portento de modernidad, foco de atracci?n tur?stica y juguete en manos de la infantil clase pol?tica. Todo un ?xito rotundo este verano, con m?s de 16.000 pulsaciones, seg?n el alcalde, que como no fuera movido por ?ngeles, supone el uso que de el hicieron 16.000 personas, como m?nimo. Las estad?sticas no nos dicen si fueron 16.000 turistas o residentes. Todo un ?xito. Claro que hay otra forma de analizar esta llamativa estad?stica. Y es que esas 16.000 personas son las que tendr?an que haber accedido desde el puerto al centro de la villa, o a la inversa, utilizando las calles Antonio Otero o Amando P?rez, como siempre se hizo. Lo que les hubiera permitido a los turistas recorrer m?s calles y admirar m?s casas con blasones y otros rincones del casco antiguo de la villa, y a los contribuyentes del concejo de Ribadeo ahorrarles el tener que pagarles un transporte innecesario y gravoso en estos momentos de crisis. Pero, como siempre, las cosas no siempre responden a la l?gica de un an?lisis objetivo, sobre todo en el mundo de la pol?tica.

??????????? Y como aqu? el que no corre vuela, no faltan personas espabiladas que, para promover sus negocios particulares de ocio, pretenden utilizar en su beneficio la figura de una Asociaci?n de Vecinos, desvirtuando as? los fines que le son propios a cualquier asociaci?n de vecinos, que no deb?an ser otros m?s que la defensa de los intereses generales de los vecinos y no los intereses privados de nadie. Personas que, con una afinidad directa con el mundo de los negocios nocturnos de ocio, pretenden recabar m?s tolerancia en la permisividad ac?stica de los locales nocturnos de ocio y que se les exima del cumplimiento de los horarios de cierre. Una grave irresponsabilidad para una asociaci?n que parece que no se ajusta a los objetivos por los que, desde hace ya tanto tiempo, se lucha, ni al sentido de las sentencias que en este terreno dimanan constantemente de los tribunales, una de ellas referida, precisamente, a Ribadeo. Pretender instalar en la sociedad la primac?a del negocio sobre la sana convivencia social y utilizar para ese fin la figura de las asociaciones de vecinos, no parece ser, ni el m?s honesto, ni el mejor camino elegido para una sana convivencia social. M?s bajo no se puede caer. Esperemos que la err?nea actitud de esta asociaci?n, caso ?nico en Espa?a, sea compensada con la sensatez de las autoridades locales.

??????????? Otro problema, candente si los hay, para el concejo de Ribadeo son las noticias,? aireadas recientemente en la prensa, sobre el estado en que se encuentra la tramitaci?n del Plan General de Urbanismo de Ribadeo. Parece que todo el trabajo hecho ha de ser sometido a revisi?n. La Ley do Solo y el Plan de Ordenaci?n del Litoral parece que se interpusieron en su buena marcha hacia la aprobaci?n final. Hay que volver a empezar de nuevo con un revisi?n profunda de la redacci?n para adaptarla a las nuevas normas. La incidencia que tienen en el Plan, tanto la nueva normativa aprobada sobre los n?cleos rurales como la incidencia de la nueva configuraci?n que supone la aplicaci?n del POL en la mayor parte del concejo, exigen una revisi?n en profundidad del trabajo hecho hasta ahora. Y supongo que tendr? que volver a pasar por una nueva exposici?n p?blica para garantizar los derechos de los afectados, dado que los cambios que exige la adaptaci?n a las nuevas normas suponen modificaciones importantes. Todo un problema que se ve?a venir y del ya nos ocupamos hace tiempo en estas p?ginas, mientras los responsables municipales permanec?an a la espera de los acontecimientos. Esperamos que las autoridades se apliquen el consejo del antiguo catecismo del P. Astete: ?Contra pereza, diligencia?.

??????????? Y no estar?a dem?s hacer una sugerencia a las fuerzas vivas de la villa de Ribadeo. El bajo nivel de las celebraciones festivas de Santa Mar?a, la Patrona de esta villa, justifican de sobra abrir un per?odo de reflexi?n, tanto a nivel municipal como popular, sobre el camino que a seguir en el futuro. Porque el pasado ?mercado? del d?a ocho de septiembre, - antes llamadas fiestas de la Patrona ? dejaron un mal sabor de boca en todos los vecinos. El descontento fue general, salvo la oferta a los ni?os que, a pesar de estar alejada del centro de la villa, estuvo muy concurrida. Lo que demuestra que las atracciones no tienen porqu? estar en el Campo de Santa Maria. Algo est? fallando en este nuevo modelo de celebraci?n elegido. El ombligo de la villa, que son sus parques de la Plaza de Espa?a, como un campo de refugiados se vio invadido de tiendas y carpas, y todo su espacio ocupado por vendedores ambulantes. El tradicional espacio central del parque dedicado a?os atr?s a los conciertos de m?sica fue desplazado para un rinc?n, en consonancia con el car?cter secundario que hoy se le da a la m?sica en las fiestas, para primar el sentido mercantil de la celebraci?n sobre el festivo. Y aunque opino que las fiestas deben ser preocupaci?n de los vecinos y no del gobierno local, no puede estar exento de responsabilidad un gobierno que se preocupa de cosas tan nimias como es la risoterapia y otras lindeces a las que nos tienen acostumbrados. Se impone una seria reflexi?n para encontrar el camino correcto en el futuro y conservar las mejores tradiciones, como hacen en nuestras parroquias rurales, verdaderos ejemplos de los que la villa de Ribadeo debe aprender. Importa, pues, no dormirse en los laureles, pues ?en la tardanza est? el peligro?, como le dec?a a Sancho D. Quijote en un pasaje de la inmortal obra cervantina.

??????????? En fin, querido lector, estas y otras son cosas que s?lo pasan en Ribadeo. Ver para creer.


Comentarios

Añadir un comentario