S?bado, 09 de octubre de 2010

PASOS ELEVADOS ILEGALES

????????????? Hace ya varios a?os se alertaba en estas mismas p?ginas contra el abuso del concejo de Ribadeo en la colocaci?n de los pasos elevados de peatones. Desde entonces, y para frenar el desmedido af?n de velocidad de algunos alocados, se ha ido ampliando el n?mero de ellos en las calles de Ribadeo, ahorrando as? la actuaci?n de la polic?a en las calles, pero incrementando el subsiguiente impedimento a la fluidez de la circulaci?n y la? incomodidad de los conductores con el consiguiente riesgo para sus coches. La respuesta del alcalde de entonces, el inolvidable P?rez Vacas, fue que ?las vallas son las que son y est?n donde tienen que estar?. Un verdadero pronunciamiento ?ex c?tedra? a los que nos ten?a acostumbrados en su breve pontificado.

??????????? ?Pasaron los a?os. Cambi? el gobierno municipal. Y las vallas siguen siendo las que eran y siguen estando donde estaban. La actitud del alcalde actual no parece muy distinta a la de su antecesor, pues seg?n noticias aparecidas en la prensa, no s?lo no corrigi? los errores cometidos por el anterior en la colocaci?n de los pasos elevados de peatones, sino que mantiene, al parecer, la intenci?n de aumentar el n?mero de estos obst?culos en varias calles de Ribadeo.

??????????? ?Del Ministerio de Fomento eman? el 23 de septiembre del a?o 2008 una norma en la que se daba un plazo de dos a?os a los ayuntamientos para que adaptaran los pasos elevados de peatones a la nueva normativa. Pero pasaron los a?os y la normativa no s?lo no se aplic?, sino que muchos de los pasos que desde entonces se hicieron siguen incumpliendo la normativa. La nueva norma del Reglamento General de Circulaci?n establece en su art?culo 5? que el modelo de estos pasos elevados ser? ?una plataforma trapezoidal de 10 cent?metros de altura como m?ximo, construida en hormig?n o material asf?ltico, con un m?ximo de 4 metros de largo y unas rampas de subida y bajada de entre 1 y 2,5 metros, dependiendo del l?mite de velocidad existente: 1 metro para l?mites de 30 Km.; 1,5 mts. para 40 Km. y 2,5 mts. para velocidades de 50 Km?, seg?n especifica la asociaci?n AEA.

??????????? Pues bien, muy pocos de los pasos elevodos establecidos en las calles de la villa de Ribadeo cumplen la normativa al respecto. Si empezamos por el paseo mar?timo que qued? convertido en una verdadera yincana de obst?culos, nos encontramos con nada menos que con cinco pasos elevados de los que todos incumplen la normativa, ya sea por su altura, de 16 cent?metros, ya por la longitud de las rampas de acceso, o por el material de que est?n hechos. El de la calle Rosal?a de Castro, excede en altura a lo se?alado en la norma, al igual que sucede con la mayor parte de ellos. Y en todos los casos, con rampas de subida y bajada demasiado cortas, teniendo en cuenta la velocidad m?xima autorizada en zona urbana.

??????????? Cuando el poner obst?culos en las calzadas ha sido considerado siempre un delito, resulta extra?o asistir a esta soluci?n arbitrada por las autoridades locales para corregir los excesos de unos cuantos desaprensivos. Esperamos que las autoridades reflexionen sobre las graves incomodidades y a?n peligros que la proliferaci?n de estos pasos elevados representa para los conductores. Pero, conscientes de que la inconsciencia de algunos conductores puede poner en peligro la vida de los peatones, no rechazamos la conveniencia de la instalaci?n de los que la prudencia aconseje como necesarios. Pero, eso s?, que se ajusten a la normativa en vigor, que por algo se hizo. Se debe, pues, proceder a una total revisi?n de los que ya hay instalados para adaptarlos a las normas legales y retirar los innecesarios, como es el caso de los muchos que hay en el paseo mar?timo, de los cuales, al menos dos, est?n casi pegados. Se me dir? que su adaptaci?n a las normas resulta muy gravosa para el concejo. Pero, despu?s de ver la? equivocada utilizaci?n que se hace de los recursos malgastando el dinero en programas que no son competencia del concejo y en contrataciones que no son necesarias para la actividad normal de la administraci?n local, ese argumento a nadie convence.

??????????? Pretender ignorar las normas que regulan estos obst?culos y dejar las cosas como est?n, significa desprecio a la legalidad y exponer al concejo a tener que abonar los posibles desperfectos que puedan ocasionar en los veh?culos y en las personas, as? como someter a los usuarios de los coches a una grave incomodidad y, quiz?s, a posibles accidentes.


Comentarios

Añadir un comentario