S?bado, 27 de noviembre de 2010

MOSTRENGOS

?????????? Mi amigo Miguel Guti?rrez, que cuando se acerca a su tierra natal no desaprovecha la ocasi?n de saciar su innata curiosidad por conocer y desvelar, antes de que desaparezcan en el olvido, los antiguos top?nimos de la costa que ba?a aquel precioso entorno que tiene por joya la playa de Augas Santas, me pregunta por el significado de la palabra mostrenco. Un nombre que oy? utilizar a sus paisanos para referirse con ella a los objetos, a veces valiosos tablones de madera, que la mar depositaba en las playas en los grandes temporales y que los vecinos de A Devesa y de otras partes de la costa sol?an ir a recoger para sus casas. Extra?a palabra, ciertamente, que yo jam?s hab?a o?do antes mencionar referida a esos objetos y que consideraba arcaica o fuera de uso en nuestra comarca, hasta que Miguel me sac? del error.

??????????? En mi curiosidad por desvelar los secretos sobre el origen y el significado de este vocablo, tan en desuso en el interior de nuestra comarca, aunque de uso com?n a?n hoy en d?a en Portugal y al parecer en nuestras costas, acud? en consulta al gran fil?logo, universalmente acreditado, J. Corominas. Este autor hace derivar este vocablo de la palabra castellana ?mostrenco?, con la que alud?an antiguamente a las reses lanares o caballares sin due?o o abandonadas. Deriva esta palabra, seg?n Corominas, del verbo ?mostrar?, del que se deriva, tambi?n, la palabra ?mostrenquero?, referida al pregonero que ten?a por misi?n el ?mostrar? p?blicamente los animales encontrados vagando sin due?o por los campos, para facilitar as? su reconocimiento por los posibles due?os. Y la legislaci?n que entonces regulaba la recogida de estos animales sin due?o por parte de los pastores dec?a: ?? todos los ganados perdidos que llaman ?mostrencos?, por privilegio de los Reyes de Castilla? son del Concejo de la Mesta; y por que se sepa que los hay, en cada un a?o hagan mestas todos los pastores? destos reynos?. Y, efectivamente, todos los a?os se reun?an los pastores en una junta a donde llevaban las ovejas que en sus trashumancias se hab?an perdido o cambiado de reba?o, qued?ndose en el de alg?n otro pastor, para devolverlas a sus verdaderos due?os.

??????????? Por un simple fen?meno de extensi?n anal?gica esta palabra, que inicialmente se refer?a a animales sin due?o, pas? a aplicarse tambi?n a cualquier clase de objeto sin due?o. En este sentido es usada en los autores siguientes: J. Klein, en su libro ?La Meseta?, cita un documento del siglo XII, extendido en Medina del Campo por Fernando IV, que dice: ?vos mando que donde quier que (a) los dichos frayles o sus mensajeros fueren y vos mostraren alguna cosa que no obviese due?o, que es llamado mostrenco ? que se lo fagades entregar?. Y en ?La Celestina?, de F. de Rojas, se utiliza la expresi?n ?hacerse mostrenco? en el sentido de ?andar vagabundo?. Y con este significado aparece en el Diccionario Xerais da Lengua como ?persona ociosa o in?til?.

??????????? El paso de la -c- de ?mostrenco? a la -g- del gallego ?mostrengo? se corresponde con un fen?meno normal y corriente en la formaci?n del romance por el que la c se convierte en g, como amicus en amigo, Sacratus en sagrado o ecclesia en igrexa. De donde se deduce que del verbo ?mostrar?, m?s la posposici?n de pertenencia ?engo, como ?realengo? ?perteneciente a la realeza? o ?abadengo? ?perteneciente a la abad?a?, nos queda la palabra ?mostrengo? con el significado de objeto sin due?o que hay que mostrar. Y eso eran y no otra cosa lo que los ribere?os de la costa de A Devesa y de otras latitudes de la costa cant?brica iban a recoger a las playas los d?as de temporal: objetos que la mar hab?a arrojado a sus playas y que, por lo tanto, carec?an de due?o, y por eso, por extensi?n, eran llamados ?mostrengos?. ?Vamos recoller os mostrengos que botou o mar?.

??????????? Espero que con esta explicaci?n quede satisfecho mi amigo Miguel a quien felicito por su afici?n a la recogida de los viejos y primitivos nombres de esa costa, mucho m?s representativos de su pasada historia que los recientemente inventados. Nombres que a falta de otros testimonios, escritos o arqueol?gicos, nos est?n hablando de la actividad o de la forma de vida de un pasado. Por eso los responsables p?blicos deben cuidar muy mucho lo que hacen cuando alguna asociaci?n les propone cambiar nombres de calles, plazas o rincones por otros nombres de personajes de la actualidad, que nada dicen de la historia pasada de nuestros pueblos.

???????????


Comentarios

Añadir un comentario