Domingo, 16 de enero de 2011

LAS PENSIONES Y LA CLASE POL?TICA

??????????? Y se van a salir con la suya. Aprovechando la grave crisis, no s?lo econ?mica, sino que tambi?n pol?tica, ideol?gica y moral en la que estamos metidos, de cuya responsabilidad no est?n ellos exentos, llevan ya tiempo tratando de mentalizar a la sociedad con el subliminal mensaje de la necesidad de modificar el sistema actual de pensiones. De sus bocas salen constantes llamadas al sentido com?n y a la solidaridad para que la sociedad acepte como inevitable una serie de modificaciones sobre nuestras pensiones. Mensajes que, en su conjunto, implican la reducci?n y disminuci?n de las mismas. Una h?bil estrategia destinada a facilitar que la propia clase pol?tica pueda continuar con su propio estatus econ?mico privilegiado en estos tiempos de crisis a costa de la clase trabajadora y poder as? conservar sus propias pensiones privilegiadas.

??????????? Y para atemorizarnos basan sus hip?critas y falaces argumentos en unas supuestas estad?sticas que afirman que en el a?o 2040 las pensiones ser?an inviables por el excesivo n?mero de jubilados que habr? que sostener, ocho millones, frente al reducido n?mero de trabajadores en activo. O, expresado en otros t?rminos, que habr? m?s jubilados y que vivir?n m?s a?os, pero una menor poblaci?n trabajadora cotizando para financiar sus dilatadas pensiones.

??????????? Pero una serena y objetiva reflexi?n nos descubre que estamos ante argumentos err?neos y falaces, h?bilmente manejados por los pol?ticos para convencernos de la necesidad de estas restricciones. Omiten y ocultan ladinamente en sus proclamas otros factores importantes y decisivos a tener en cuenta en sus aciagos pron?sticos, como son las necesarias pol?ticas dirigidas al crecimiento de la poblaci?n y del empleo y hasta de la misma emigraci?n, que con una adecuada y eficaz pol?tica de desarrollo har?an posible las futuras pensiones.

??????????? Es el primero de sus argumentos la tan manida afirmaci?n de que la esperanza de vida para el ser humano ha aumentado. Pero una elemental reflexi?n sobre este hecho, que no se puede negar, nos descubre que esta afirmaci?n carece de valor para el objetivo que la utilizan los pol?ticos. Concluir, basados en esta afirmaci?n, que una esperanza mayor de vida implica poder trabajar durante m?s tiempo, es una falacia. Porque a?n siendo esto verdad, el vivir m?s a?os no implica necesariamente gozar de mejores condiciones f?sicas de vida, con la misma capacidad y vitalidad para el trabajo, que la que se tiene a los 65 a?os. Vivir m?s a?os no significa, ni vivirlos con salud, ni envejecer m?s tarde. Se puede retrasar el a?o en que nos morimos, pero no retrasar, necesariamente, ni la edad de envejecimiento ni las enfermedades que a esa edad nos sobrevienen.

??????????? Otro no menos falso argumento utilizado por nuestra clase pol?tica es afirmar que en el a?o 2040 el sistema actual de pensiones no podr? hacer frente a los ocho millones de jubilados que entonces habr? en Espa?a. Y, efectivamente, no se podr?a pagar ese elevado n?mero de pensiones con los ingresos producidos por los actuales trabajadores. Pero se supone que tendr? que haber el suficiente n?mero de trabajadores en ese momento futuro para hacer frente con sus cotizaciones a esas pensiones. Si las actuales pensiones se est?n pagando con los ingresos efectuados por la actual clase trabajadora, no existe raz?n para afirmar que la clase trabajadora del a?o 2040 no pueda tener la capacidad num?rica suficiente para pagar las pensiones de los ocho millones de futuros pensionistas. Por lo tanto, el secreto no est? en aumentar la edad de jubilaci?n, sino m?s bien en poner en marcha e impulsar un modelo productivo eficaz y una apropiada pol?tica econ?mica y adecuada legislaci?n laboral que permita que en el futuro haya el suficiente n?mero de trabajadores en activo para hacer frente a las futuras pensiones.

??????????? ?Es posible lograr una recuperaci?n econ?mica y productiva capaz de conseguir este objetivo? Absolutamente posible, y ese deber?a ser el objetivo del gobierno actual, si se corrige la actual deriva de gasto de la clase pol?tica espa?ola, que absorbe la mayor parte de nuestros recursos en una insoportable macro administraci?n, compuesta por m?s de 8.000 municipios, 50 diputaciones, 17 autonom?as con funciones duplicadas en sus 17 gobiernos, dos c?maras de representantes, sindicatos subvencionados, numerosos entes p?blicos innecesarios creados para refugio de la clase pol?tica, etc. etc., es decir, un exagerado n?mero de administraciones destinadas a albergar a un enorme n?mero de personas que, con su bla-bla-bl?, viven op?paramente de unos recursos p?blicos que tendr?an que estar destinados a otros fines m?s productivos y capaces de sostener las pensiones de los trabajadores.

??????????? Pero nuestra insolidaria clase pol?tica espa?ola pretende hacernos creer que con esa reforma se garantizan nuestras futuras pensiones, cuando en realidad lo que se garantiza son sus propias pensiones de lujo y sus privilegios de clase, para lo que no dudan en reducir nuestras pensiones y sumir al pueblo en la pobreza, hasta que un d?a no lejano salte todo por los aires.

??????????? Y aunque el pueblo sufre hoy indignado y en silencio los escandalosos privilegios de esta detestable clase pol?tica, con la obscena desigualdad que generan, no deja de preguntarse porqu? las pensiones de los pol?ticos son tan escandalosamente distintas de la de los dem?s trabajadores, sin que se cumplan en ellos las mismas condiciones de cuotas y de tiempo de cotizaci?n como se exige para los dem?s trabajadores y porqu? tratan con estas medidas de reducir las nuestras y salvar las suyas. ?Hasta d?nde estar? el pueblo dispuesto a aguantar?

???????????

?


Comentarios

Añadir un comentario